Los dueños de perros son responsables de cuidar a sus perros y mantenerlos bajo control en todo momento. Cuando los propietarios no controlan a sus mascotas y esa mascota causa una lesión, se les puede responsabilizar de las lesiones y pérdidas subsiguientes.

Cualquiera que haya experimentado una mordedura de perro sabe cuán graves pueden ser estas lesiones. Afortunadamente, las leyes de Manchester y Connecticut a menudo favorecen a la víctima en tales casos.

Si sufrió lesiones físicas por un ataque de un perro, comuníquese con un abogado de mordeduras de perro de Manchester lo antes posible. Dependiendo de los hechos de su caso, puede tener derecho a obtener una compensación significativa del propietario del animal y un abogado calificado en lesiones personales podría ayudarlo a comprender los detalles específicos sobre cómo se aplica la ley a su caso. In English.

Cuándo Buscar la Compensación

Uno de los aspectos más importantes de cualquier caso de mordedura de perro en Manchester es saber si el reclamo de una persona merece o no la búsqueda de una compensación. Para recuperar con éxito los daños civiles, un demandante, o el abogado que los representa, primero debe poder demostrar que han sufrido un daño físico significativo como resultado de la lesión por mordedura de perro. Aun así, sin embargo, hay algunas situaciones en las cuales la persona puede ser incapaz de buscar daños.

Para que un caso de mordedura de perro sea viable en un tribunal, los siguientes elementos deben ser todos verdaderos:

  • El acusado era el dueño o controlador del perro
  • La persona lesionada no estaba invadiendo propiedad privada
  • La persona lesionada no molestó ni agravó al perro sin razón

Hay algunas excepciones adicionales establecidas en los Estatutos Generales de Connecticut §22-357. Por ejemplo, si la víctima es un niño de siete años o menos, se presume que es inocente de allanamiento o incitación. La defensa tendría que probar que invadieron o molestaron al perro para que desestimaran el caso.

¿Qué Puede Ser Compensado?

Una vez que una persona lesionada se ha reunido con un abogado experto en mordeduras de perro en Manchester, debe comenzar a documentar los daños por los cuales les gustaría solicitar una compensación. Hay dos formas principales de daños disponibles en los casos de mordeduras de perros: daños económicos y daños no económicos.

Daños Económicos

Los daños económicos incluyen todo lo que está directamente relacionado con las finanzas de la víctima. Los ejemplos de este tipo de daño incluyen salarios perdidos, facturas médicas y cualquier otra pérdida que tenga un precio objetivo adjunto.

Daños No Económicos

Los daños no económicos son daños más subjetivos, como el dolor y el sufrimiento, la pérdida del disfrute en la vida, la pérdida del consorcio con un cónyuge y otros. Para estos daños, puede ser necesario contar con la ayuda de un testigo experto que pueda dar fe de los valores justos.

Habla con un Abogado Experto en Mordeduras de Perro en Manchester Hoy

Después de buscar atención médica, lo más importante que puede hacer una persona lesionada es hablar lo antes posible con un abogado de mordeduras de perro en Manchester. Cuando un abogado está presente al principio de su caso, es posible que tenga más posibilidades de recopilar y conservar pruebas, elaborar una lista exhaustiva de daños, reunir testimonios de testigos expertos y negociar con abogados opositores.

Si se lesiona debido a la negligencia del dueño de un perro, no debería tener que pagar las facturas de su hospital, y debería ser compensado por las diversas pérdidas que usted y su familia pueden sufrir. Llame hoy para comenzar a trabajar en su caso.